Carmena y la Máquina de Guerra

Carmena y la Máquina de Guerra

La conclusión de analizar a Carmena y su entorno podemita con la nueva película de Netflix “War Machine” (Máquina de Guerra) es que la Alcaldesa de Madrid está empujada a librar guerras que no puede ganar. Carmena es fiel representante de esa izquierda peronista, populachera y violenta en sus esencias pero amable y sonriente en sus apariciones. Manuela es a la libertad lo que ETA ha sido a la paz. La Alcaldesa de Madrid justifica cualquier bandera y a cualquier personaje menos a los que no son de su cuerda, aprovecha cualquier gilipolléz para no cumplir con su deber hacia todos los madrileños, bien diciendo que está de viaje para no ir a un evento con la Iglesia, bien diciendo que hay muchas víctimas para no poner el homenaje a Miguel Ángel Blanco. Carmena no tiene problemas en personificar en Zerolo a todo el colectivo gay, pero lo tiene para hacerlo con Miguel Ángel Blanco y las víctimas de ETA. Carmena no tiene reparos en plantar una bandera LGTBI o una pancarta pro refugiados aunque medio Madrid no esté de acuerdo, pero no pone la cara de Miguel Ángel Blanco porque no todos los madrileños piensan que represente a las víctimas. En “Máquina de Guerra” vemos a Brad Pitt en el papel del General Glenn McMahon, que es una alegoría del General Stanley McChrystal, el general que puso Obama en Afganistán para iniciar una retirada honrosa del país, pero que lejos de acojonarse, le pidió 40.000 soldados más para ganar la guerra y dominar Afganistán. La historia es ampliamente conocida así que no desvelo nada si digo que la...
Clinton vs Bush

Clinton vs Bush

Hace ya unos añitos que publicaba en twitter que el verdadero cambio en el mundo occidental, el verdadero paso hacia el siglo XXI no lo daría un Presidente negro en Estados Unidos, sino una mujer (de la raza que fuera). Poner a un chico “pijo” y quitar a otro era una decisión que poco, o nada, iba a ayudar a cambiar el “statu quo” reinante en el panorama socio-laboral que todos conocemos. Obama ganó por su excelente política de comunicación y por vender, mejor que sus antecesores en el Partido Demócrata, el sueño del “obamacare” (un sistema publico y gratuito universal de sanidad para USA). Obama comunicó de forma magistral y además se adelantó en las redes sociales a sus competidores, añadió el fenómeno sentimental con la promesa de que todos tendrían cobertura sanitaria gratuita y además vendió, sin dramas, su color de piel como un aval para el resurgir de América. Yo siempre tuve claro que el cambio lo supondría Hillary Clinton, no porque me caiga bien o mal, no porque la admire (que tampoco), sino porque es una mujer, y el verdadero cambio vendría con una mujer a los mandos de los mayores portaaviones del mundo, con sus huellas en el maletín del botón rojo y con sus decisiones miradas con lupa por los principales índices bursátiles del mundo. Una mujer sentada en el sillón más poderoso del planeta, posiblemente con las ideas más revolucionarias que podrían llevar a Estados Unidos a ser un motor de cambio en todo Occidente. Obama era un niño bien, como Clinton o Bush…vendían que algo había cambiado en USA, ¿en serio?, pensemos...
La Cumbre de las Américas

La Cumbre de las Américas

Carta remitida para su publicación La Cumbre, un Club de Mandatarios   En un continente donde el orden del día corresponde a democracias totalitarias, censura, persecuciones políticas y violaciones sistemáticas de derechos humanos, tuvo lugar la Cumbre de las Américas, escenario creado para que los países americanos asumieran retos, estrecharan lazos y se salva guardara la democracia. La ciudad de Panamá fue la anfitriona de la VII edición de la Cumbre de las Américas, en la cual se especulaba habrían temas de principal interés para la comunidad de americana, como el cambio de la relación entre EEUU y Cuba, los compromisos del régimen de Raúl y Fidel para con sus pueblos, la violación continua de derechos humanos por parte del régimen de Venezuela, el decreto de EEUU que sanciono a 7 funcionarios del régimen venezolano, el proceso de paz de Colombia y la paulatina perdida de garantías democráticas que se viene presentando en casi todos los países del hemisferio. Gran expectativa y grandes retos para este espacio, no obstante los resultados de la cita continental fueron precarios, no hubo resolución ni declaración final, solo una tímida declaración institucional que apenas y es un saludo a la bandera. Sin embargo, lo más preocupante no es la ausencia de resolución, sino la total ausencia de discusión de los problemas democráticos en el continente, ante la mirada complaciente de gran parte de los jefes de Estado de América, en otras palabras, pasada la cumbre los cubanos seguirán sometidos y sin derecho a elegir o protestar,  los opositores venezolanos perseguidos y criminalizados, y los medios de comunicación comprados o censurados, en un proceso...
Los podemitas, el podemismo y la podemología

Los podemitas, el podemismo y la podemología

Arrancamos el 2015 con un post sobre el tema de mayor actualidad, el fenómeno social del momento y el principal cometitulares que tenemos en el panorama mediático español. Hoy hablamos de “Podemos”. En numerosas ocasiones he manifestado mi respeto a cualquier partido político, porque prefiero debatir con locos en una mesa, que ver las plazas de mi ciudad llenas de gente porque no tienen otro sitio para canalizar sus ideas. Prefiero a los de Podemos en un parlamento, que a los del 15M en la Puerta del Sol, aunque sean los mismos, pero las formas son diferentes. Dicho esto, hoy analizamos la estructura que envuelve a este nuevo partido internacional (porque se financia desde el exterior) que quiere gobernar España. Los podemitas Los podemitas son los miembros del partido político “Podemos”. Se caracterizan por 3 aspectos: – Salen principalmente de la carrera de politicas y suelen ser profesores muy jóvenes. Pertenecen a la casta universitaria, ascienden rápido porque sirven a la causa y los de arriba les ponen fácil llegar, así mantienen un buen sueldo y pueden dedicarse a lo que realmente les interesa, que es el poder. Ejemplo de ello son Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Carolina Bescansa. – Son expertos en usar el cabreo de los demás para beneficio propio, unos manipuladores que tocan la tecla sensible de las personas para demostrarle lo desgraciados que son, lo humillados que están y luego les lanzan en mensaje de “así que ahora lo van a pagar”, “esto no va a quedar así”, “los vamos a echar” y cosas así. Pero nunca son positivos, no pretenden gobernar,...