Carmena y la Máquina de Guerra

Carmena y la Máquina de Guerra

La conclusión de analizar a Carmena y su entorno podemita con la nueva película de Netflix “War Machine” (Máquina de Guerra) es que la Alcaldesa de Madrid está empujada a librar guerras que no puede ganar. Carmena es fiel representante de esa izquierda peronista, populachera y violenta en sus esencias pero amable y sonriente en sus apariciones. Manuela es a la libertad lo que ETA ha sido a la paz. La Alcaldesa de Madrid justifica cualquier bandera y a cualquier personaje menos a los que no son de su cuerda, aprovecha cualquier gilipolléz para no cumplir con su deber hacia todos los madrileños, bien diciendo que está de viaje para no ir a un evento con la Iglesia, bien diciendo que hay muchas víctimas para no poner el homenaje a Miguel Ángel Blanco. Carmena no tiene problemas en personificar en Zerolo a todo el colectivo gay, pero lo tiene para hacerlo con Miguel Ángel Blanco y las víctimas de ETA. Carmena no tiene reparos en plantar una bandera LGTBI o una pancarta pro refugiados aunque medio Madrid no esté de acuerdo, pero no pone la cara de Miguel Ángel Blanco porque no todos los madrileños piensan que represente a las víctimas. En “Máquina de Guerra” vemos a Brad Pitt en el papel del General Glenn McMahon, que es una alegoría del General Stanley McChrystal, el general que puso Obama en Afganistán para iniciar una retirada honrosa del país, pero que lejos de acojonarse, le pidió 40.000 soldados más para ganar la guerra y dominar Afganistán. La historia es ampliamente conocida así que no desvelo nada si digo que la...
Trump es un regalo para la izquierda

Trump es un regalo para la izquierda

“Para los españoles, un presidente americano de derechas es un regalo del cielo”, fueron las palabras de Inocencio Arias el pasado lunes en el coloquio “¿Un Nuevo Orden Mundial con Trump?” organizado por la Fundación Wellington en el Hotel Wellington de Madrid. Moderó el coloquio Ana Samboal y participaron el ya mencionado “Chencho” Arias, el ex Ministro José Manuel García-Margallo y el periodista José María Carrascal. Una charla necesaria, con unos protagonistas que podían aportar toda la información que ni se suele escuchar ni leer en los medios de comunicación españoles, un debate con algo más que partidismo y vísceras, incluso con algo de humor. El ex embajador Inocencio Arias reflejó una realidad que estamos “sufriendo” día a día en España, lo bien que le viene a la izquierda que en Estados Unidos haya un presidente de derechas, y todavía mejor si es un “fanfarrón, maleducado y machista” como Donald Trump. Y le viene bien porque efectivamente les permite ridiculizar al personaje y deshumanizarlo, al contrario que con Obama, que siendo el que más bombardeó, el que más deportó y el que más ataques hizo a sus críticos…tenía un aura de buenismo que le llevó a ganar el premio Nobel casi sin haberse quitado el traje de ceremonia que usó en la toma de posesión del cargo de presidente. A Obama se le subía a los altares pese a ser presidente de la malvada USA, pero a Trump se le baja a los infiernos porque no solamente es presidente de la malvada USA, si no que además es un tipo hosco y borde, es decir, un facha. ¿Pero tiene...
38 años desde “los pactos de la Moncloa”

38 años desde “los pactos de la Moncloa”

Ayer se cumplieron 38 años de la firma de los llamados Pactos de la Moncloa, 38 años en los que España ha ido ofreciendo oportunidades a las nuevas generaciones. A día de hoy se puede estudiar, hay libertad de expresión y España es un motor económico. Con crisis y con dramas como el del paro, pero en lineas generales, España se ha hecho mayor y ha mejorado mucho. Los acuerdos firmados se firmaron entre el Gobierno de España, presidido por Adolfo Suárez y los principales partidos políticos con representación parlamentaria en el Congreso de los Diputados, con el apoyo de las asociaciones empresariales y el sindicato Comisiones Obreras (excepto algunas secciones sindicales del mismo) y el rechazo de la UGT y de la CNT, con el objetivo de procurar la estabilización del proceso de transición al sistema democrático, así como adoptar una política económica que contuviera la gran inflación que sufría España, es decir, la crisis (la inflación era del 26%). Lo más curioso de todo esto es que si analizamos los mensajes que la izquierda radical lanzaba al pueblo en 1977 (hace 38 años) ¡son los mismos que lanzan hoy!, idénticos mensajes sobre lo malo que es el capitalismo, lo malo que es la empresa, lo mala que es la Iglesia…38 años de progreso y ellos siguen pintando lo mismo en las paredes y llevando las mismas pancartas. Basta como ejemplo la imagen que adorna este artículo, una pegatina de 1977 en la que se habla de que la culpa es del Capital. 38 años más tarde, con generaciones de españoles que han visto como sus vidas mejoraban, con una inmensa mayoría de...
El bipartidismo y la teoría del cubo de palomitas en el cine

El bipartidismo y la teoría del cubo de palomitas en el cine

Os voy a contar la similitud entre elegir un cubo de palomitas en el cine y votar en las próximas elecciones generales, con la variable del “decoy effect”, cómo introduciendo nuevas variables se puede alterar la decisión del consumidor (votante), sobretodo cuando no tiene una decisión tomada. Quedaros con esta frase “que haya nuevos partidos puede beneficiar a PP y PSOE” pero esperad a terminar el artículo para re batírmela. Antes situémonos en España… Partimos de que la mayoría de personas que van a leer esto solamente han conocido una España con dos partidos políticos de gobierno, Partido Popular y Partido Socialista Obrero Español. Como España tiene una ligera tendencia hacia el voto de izquierdas, aparece Izquierda Unida en la ecuación, pero nunca con espíritu de gobierno, sino más bien como un apoyo al PSOE y un pepito grillo que le recuerda a los socialistas que son de izquierdas y que los sindicatos pesan mucho. Por lo tanto tenemos una España dividida en centro-derecha y centro-izquierda con apoyo de la izquierda pura. Y así hemos vivido desde la inmolación de la UCD años y años, con crisis, con corrupción, con ETA, con OTAN y con una Unión Europea que nunca parece que termine de arrancar y consolidarse como ente político. Esa España de dos bandos es fiel reflejo de la mayoría de las democracias y primeras potencias mundiales, así pasa en Estados Unidos (demócratas y conservadores), en Reino Unido (laboristas y conservadores), en Francia hasta hace poco (la derecha del UMP y los socialistas), en Alemania (demócrata-cristianos y social-demócratas), en Japón (liberal-democráticos y democráticos) y en Corea del Sur (los democráticos...
¿Apoyó la izquierda el voto femenino?

¿Apoyó la izquierda el voto femenino?

Estamos en el Congreso de los Diputados, año 1931,  sesión del 1 de octubre y se está votando sobre el sufragio femenino (el voto de la mujer). Dos mujeres, famosas en la época y ejemplos de feminismo en la política, se enfrentan por convencer a los diputados y lograr así que la Ley se apruebe o que las mujeres sigan sin poder votar. En esta España de la II República, las mujeres podían ser elegidas diputadas, pero no podían votar (ni votarse, claro). En un bando, por parte del Partido Radical (centro derecha) está Clara Campoamor Rodríguez, según cuentan los diarios de la época era una señora “políticamente incorrecta” (¿de qué me suena eso? jeje). Y en otro bando, Victoria Kent, como diputada del Partido Radical Socialista, fiel reflejo del político manso y bien mandado. También por la izquierda estaba Margarita Nelken, diputada del PSOE (luego del PCE). Victoria Kent comienza diciendo: …En este momento vamos a dar o negar el voto a más de la mitad de los individuos españoles y es preciso que las personas que sienten el fervor republicano, el fervor democrático y liberal republicano, nos levantemos aquí para decir: es necesario aplazar el voto femenino. Y es necesario, Sres Diputados, aplazar el voto femenino, porque yo necesitaría ver, para variar de criterio, a las madres en las calles pidiendo escuelas para sus hijos; yo necesitaría haber visto en la calle a las madres prohibiendo a sus hijos que fueran a Marruecos; yo necesitaría ver a las mujeres españolas unidas todas pidiendo lo que es indispensable para la salud y la cultura de sus hijos… Victoria Kent defiende que la mujer...