Carmena y la Máquina de Guerra

Carmena y la Máquina de Guerra

La conclusión de analizar a Carmena y su entorno podemita con la nueva película de Netflix “War Machine” (Máquina de Guerra) es que la Alcaldesa de Madrid está empujada a librar guerras que no puede ganar. Carmena es fiel representante de esa izquierda peronista, populachera y violenta en sus esencias pero amable y sonriente en sus apariciones. Manuela es a la libertad lo que ETA ha sido a la paz. La Alcaldesa de Madrid justifica cualquier bandera y a cualquier personaje menos a los que no son de su cuerda, aprovecha cualquier gilipolléz para no cumplir con su deber hacia todos los madrileños, bien diciendo que está de viaje para no ir a un evento con la Iglesia, bien diciendo que hay muchas víctimas para no poner el homenaje a Miguel Ángel Blanco. Carmena no tiene problemas en personificar en Zerolo a todo el colectivo gay, pero lo tiene para hacerlo con Miguel Ángel Blanco y las víctimas de ETA. Carmena no tiene reparos en plantar una bandera LGTBI o una pancarta pro refugiados aunque medio Madrid no esté de acuerdo, pero no pone la cara de Miguel Ángel Blanco porque no todos los madrileños piensan que represente a las víctimas. En “Máquina de Guerra” vemos a Brad Pitt en el papel del General Glenn McMahon, que es una alegoría del General Stanley McChrystal, el general que puso Obama en Afganistán para iniciar una retirada honrosa del país, pero que lejos de acojonarse, le pidió 40.000 soldados más para ganar la guerra y dominar Afganistán. La historia es ampliamente conocida así que no desvelo nada si digo que la...
Alá es grande en New York

Alá es grande en New York

Si me dicen esto hace unos años hubiera apostado bastante dinero a que se trataba de una mentira, de un montaje, que no podía ser realidad. Si hace un par de años me cuentan que el “Allahu akbar” retumbaría en las calles de New York de verdad os digo que pensaría que quien me lo cuenta ha bebido mucho orujo, o que estamos en el día de los inocentes. Pero si, “Alá es el más grande” ha sido el cántico de las protestas anti Trump hace unos días en New York (podéis ver los vídeos de este artículo), pero también en el aeropuerto de Dallas y muchas otras ciudades. Musulmanes rezando como protesta y las mujeres de la marcha anti Trump apoyando incondicionalmente, como si los musulmanes fueran los mayores defensores de los derechos de las mujeres, como si al llegar al poder no las obligarían a vestir con velo, a no enseñar el cuerpo, a no votar, a no poder conducir e incluso a no poder trabajar donde ellas quisieran. ¿Acaso son libres las mujeres en los países donde el Estado se confunde con el Islam?. Se nos va de las manos, esto se nos va de las manos, por muy equivocado que esté Trump es el Presidente electo de los Estados Unidos, es quien ha ganado en las elecciones más televisadas del mundo, a través de las campañas electorales más potentes jamás inventadas (al menos entre los siglos XX y XXI) y representa a un pueblo que se ha caracterizado por luchar por la democracia desde su nacimiento. Que el frente común contra el Presidente de los USA,...
Trump es un regalo para la izquierda

Trump es un regalo para la izquierda

“Para los españoles, un presidente americano de derechas es un regalo del cielo”, fueron las palabras de Inocencio Arias el pasado lunes en el coloquio “¿Un Nuevo Orden Mundial con Trump?” organizado por la Fundación Wellington en el Hotel Wellington de Madrid. Moderó el coloquio Ana Samboal y participaron el ya mencionado “Chencho” Arias, el ex Ministro José Manuel García-Margallo y el periodista José María Carrascal. Una charla necesaria, con unos protagonistas que podían aportar toda la información que ni se suele escuchar ni leer en los medios de comunicación españoles, un debate con algo más que partidismo y vísceras, incluso con algo de humor. El ex embajador Inocencio Arias reflejó una realidad que estamos “sufriendo” día a día en España, lo bien que le viene a la izquierda que en Estados Unidos haya un presidente de derechas, y todavía mejor si es un “fanfarrón, maleducado y machista” como Donald Trump. Y le viene bien porque efectivamente les permite ridiculizar al personaje y deshumanizarlo, al contrario que con Obama, que siendo el que más bombardeó, el que más deportó y el que más ataques hizo a sus críticos…tenía un aura de buenismo que le llevó a ganar el premio Nobel casi sin haberse quitado el traje de ceremonia que usó en la toma de posesión del cargo de presidente. A Obama se le subía a los altares pese a ser presidente de la malvada USA, pero a Trump se le baja a los infiernos porque no solamente es presidente de la malvada USA, si no que además es un tipo hosco y borde, es decir, un facha. ¿Pero tiene...

La España que celebra accidentes y atentados

Era el día 13 de septiembre de 2001, el Alcalde de Nueva York (Rudolph Giulliani) acababa de pedir 30.000 bolsas de plástico para poder recoger todos los restos humanos que se iban encontrando en las labores de rescate por el atentado sobre las Torres Gemelas, todo el mundo estaba consternado por el atentado terrorista, incluso Rusia ofrecía su apoyo a una posible intervención de la OTAN en represalia por el atentado. En medio de ese caos y ese dolor, el Ayuntamiento de Nueva York publica en internet una lista abierta de afectados por el atentado, la dirección era http://wtc.ny.com pero ya no está operativa. La idea de esa lista era que cualquier persona pudiera publicar los datos de un amigo, familiar o conocido, se ponía el nombre y los apellidos y luego el estado en que se sabía que estaba esa persona (por ejemplo: Michael Brown –  injured) y así cualquier persona desde cualquier lugar podría conocer el estado de sus seres queridos con mayor facilidad que llamando a los colapsados teléfonos de atención al ciudadano que pusieron todas las administraciones estadounidenses. En la lista aparecían miles y miles de nombres y de pronto… “Kennenth McCormick – dead” hasta ahí nada raro ¿verdad?. Sino fuera porque en esa época estábamos todos enganchados a una serie que se llamaba “South Park” y uno de sus protagonístas era Kenny (Kenneth), lo recordaréis por su abrigo naranja cubriéndole la cabeza. Una de las frases más famosas de la serie era “Oh no!, Kenny ha muerto” porque lo mataban cada dos por tres. Al día siguiente leí una noticia (contrastada después en otros medios)...