Carta abierta a los profesionales de la Sanidad en Madrid

Carta abierta a los profesionales de la Sanidad en Madrid

Quiero empezar como terminaré, deseando la recuperación de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, De primeras esta señora me parece un ejemplo de profesionalidad, porque asumió el riesgo que lleva implícito trabajar en el sector publico, que es el riesgo del daño personal (como los policías, los bomberos o los servicios de rescate). Me apena mucho lo que habrá sufrido con todo esto, al margen de su estado personal, saber que ha podido contagiar a más gente, la muerte de su perro, su marido ingresado…horrible. Dicho esto, me parece que una sociedad responsable debería dejar a las autoridades que trabajen, por el bien de todos. Torres Gemelas en Nueva York, todos a una; metro de Londres, todos a una; aquí a tortas desde el minuto uno. Pero podría llegar a entender que grupos de radicales la monten, vale. Incluso que nos vendan la moto de la humanidad con un perro (pobre perro) cuando les dan igual las vidas humanas de los misioneros que daban eso, su vida, por los demás. Por cierto, creo que se debe destacar el comportamiento del líder del PSOE, Pedro Sánchez, que si que ha decidido callar hasta que la investigación aclare lo ocurrido y hasta que se controle todo. Pero lo que no entiendo ni acepto ni me resigno a no condenar, es el comportamiento de algunos profesionales de la Sanidad madrileña, profesionales por decir algo porque no es la primera vez en que vemos como les importa bien poco la vida de los pacientes. Es la tercera vez que me llevo las manos a la cabeza por las barbaridades que leo. Todo empezó...

La España que celebra accidentes y atentados

Era el día 13 de septiembre de 2001, el Alcalde de Nueva York (Rudolph Giulliani) acababa de pedir 30.000 bolsas de plástico para poder recoger todos los restos humanos que se iban encontrando en las labores de rescate por el atentado sobre las Torres Gemelas, todo el mundo estaba consternado por el atentado terrorista, incluso Rusia ofrecía su apoyo a una posible intervención de la OTAN en represalia por el atentado. En medio de ese caos y ese dolor, el Ayuntamiento de Nueva York publica en internet una lista abierta de afectados por el atentado, la dirección era http://wtc.ny.com pero ya no está operativa. La idea de esa lista era que cualquier persona pudiera publicar los datos de un amigo, familiar o conocido, se ponía el nombre y los apellidos y luego el estado en que se sabía que estaba esa persona (por ejemplo: Michael Brown –  injured) y así cualquier persona desde cualquier lugar podría conocer el estado de sus seres queridos con mayor facilidad que llamando a los colapsados teléfonos de atención al ciudadano que pusieron todas las administraciones estadounidenses. En la lista aparecían miles y miles de nombres y de pronto… “Kennenth McCormick – dead” hasta ahí nada raro ¿verdad?. Sino fuera porque en esa época estábamos todos enganchados a una serie que se llamaba “South Park” y uno de sus protagonístas era Kenny (Kenneth), lo recordaréis por su abrigo naranja cubriéndole la cabeza. Una de las frases más famosas de la serie era “Oh no!, Kenny ha muerto” porque lo mataban cada dos por tres. Al día siguiente leí una noticia (contrastada después en otros medios)...

Garrido, Cifuentes y la New Coke

La nueva sección de este blog se iba a inaugurar con el análisis del libro de I. Urdangarín y D. Torres sobre patrocinio deportivo, pero aprovechando la polémica surgida a raíz de las ponencias en el XVII Congreso del Partido Popular de este fin de semana, empezaremos la sección de “Marketing Político” con un análisis sobre las tendencias ideológicas de algunos dirigentes del Partido Popular. En los congresos de los partidos se pueden hacer 3 cosas, uno puede tratar de abrir un debate mediante la participación en las ponencias (a estatutos, política, etc), puede hacer networking para promocionarse o para promocionar a un tercero (jefe, amigo o famliar), o bien puede “dejarse ver” para cumplir y salir corriendo al bar de la esquina a intentar que el tiempo pase más deprisa. Omito hablar de la búsqueda de apoyos y las traiciones porque en este caso hablaremos de un Congreso en el que no se discute ningún liderazgo, si acaso el debate de la secretaría general, pero no influye. Si quitamos a los que se van al bar y a los que tratan de politiquear, solamente nos quedan los que quieren hacer política, por eso es de agradecer que Ángel Garrido y Cristina Cifuentes traten de enmendar las ponencias política y social, respectivamente, que se debatirán este fin de semana. Ahora analizaremos estas posturas y luego cada uno hará sus juicios, pero lo que no se puede negar es que hacen lo que la sociedad les reclama, hacer política activa dentro y fuera del partido. El Sr. Garrido es Concejal del Ayuntamiento de Madrid y Presidente del Pleno, yo le...