Carmena y la Máquina de Guerra

Carmena y la Máquina de Guerra

La conclusión de analizar a Carmena y su entorno podemita con la nueva película de Netflix “War Machine” (Máquina de Guerra) es que la Alcaldesa de Madrid está empujada a librar guerras que no puede ganar. Carmena es fiel representante de esa izquierda peronista, populachera y violenta en sus esencias pero amable y sonriente en sus apariciones. Manuela es a la libertad lo que ETA ha sido a la paz. La Alcaldesa de Madrid justifica cualquier bandera y a cualquier personaje menos a los que no son de su cuerda, aprovecha cualquier gilipolléz para no cumplir con su deber hacia todos los madrileños, bien diciendo que está de viaje para no ir a un evento con la Iglesia, bien diciendo que hay muchas víctimas para no poner el homenaje a Miguel Ángel Blanco. Carmena no tiene problemas en personificar en Zerolo a todo el colectivo gay, pero lo tiene para hacerlo con Miguel Ángel Blanco y las víctimas de ETA. Carmena no tiene reparos en plantar una bandera LGTBI o una pancarta pro refugiados aunque medio Madrid no esté de acuerdo, pero no pone la cara de Miguel Ángel Blanco porque no todos los madrileños piensan que represente a las víctimas. En “Máquina de Guerra” vemos a Brad Pitt en el papel del General Glenn McMahon, que es una alegoría del General Stanley McChrystal, el general que puso Obama en Afganistán para iniciar una retirada honrosa del país, pero que lejos de acojonarse, le pidió 40.000 soldados más para ganar la guerra y dominar Afganistán. La historia es ampliamente conocida así que no desvelo nada si digo que la...
Los muñecos con falda de Carmena

Los muñecos con falda de Carmena

¿Poner muñecos con falda en un semáforo ayuda en algo a alguien en Madrid? es la pregunta que me hago cuando circulo por la ciudad y me dejo los neumáticos por los agujeros que no se tapan, las grietas que cada vez son mas grandes y el asfalto en mal estado. ¿A quién coño ayuda un muñeco con falda? a los homosexuales agredidos por casos de odio no creo, a los homosexuales vejados en el colegio tampoco. El semáforo cumple una única, simple y vital función, la de regular el tráfico/tránsito, punto. El semáforo debe ser visible, cumplir la normativa de seguridad vial, estar en perfecto estado, ser revisado y cuidado en su mantenimiento habitual. El semáforo no es ideología, no es un instrumento para dar o quitar derechos. El semáforo te dice que pares o que avances, nada más. Carmena ahora pone los muñecos con falda, pero Carmena coño que mis amigas van todas en pantalones, ¿acaso las mujeres se sienten identificadas con la falda?. Y poner dos mujeres dándose la mano…¿por qué no hombre y mujer, con dos niños y perro?. Discrimina usted señora Carmena, discrimina en su intento de manipular a la sociedad. ¿Acaso no tendría más sentido poner semáforos a la altura de los pequeños y de las personas con discapacidad que se muven en silla de ruedas? Las agresiones por ideología, por religión o por tendencia sexual (o como quieran llamarlo, por identidad de género, etc) son algo muy serio y que debe ser tratado con diligencia y eficacia. Poner pegatinas en semáforos no arregla eso, no me veo diciendo a una pareja de...
Los 15.000 socialistas que pueden romper España

Los 15.000 socialistas que pueden romper España

15.000 votos han separado a Pedro Sánchez de Susana Díaz, puede parecer mucho pero son poco más de la mitad de mi barrio, no llega ni para llenar un fondo del Bernabéu, apenas son los pasajeros que utilizan el Aeropuerto de Barajas en 3 horas y no llegan a ser los madrileños que utilizan el Metro de Madrid en un cuarto de hora. 15.000 soldados componían la fuerza UNIFIL (de Naciones Unidas) en 2006 en el Líbano en lo que se registró como la zona más militarizada del planeta, con 20 soldados por kilómetro cuadrado. Depende de como se venda la película, esa cifra será mucho o poco, pero lo que está claro es que para dirigir el destino de más de 40 millones de españoles a mí me parecen poco esos 15.000 socialistas. 15.000 españoles (y españolas, que diría Pedro Sánchez) han decidido que el PSOE lo lidere una persona que no piensa ser un freno a Podemos y que tampoco piensa ser un freno a los separatistas. Un líder que hizo de su programa político un “no es no” y punto. Alguien que ha llevado a los peores resultados del partido socialista en la historia, pero que ha utilizado su propia derrota como pólvora para cargar la ira de sus seguidores, al grito de “están hundiendo al psoe”. Si nos ponemos a diseñar un partido “ideal” seguramente los afiliados del PP no dibujarían este PP, y seguramente los afiliados del PSOE no retratarían este PSOE, pero en un mundo ideal la gente no moriría, no habría sufrimiento y Carmena no haría discursos de abuela con alguna que otra...
Las 10 preguntas que Rajoy debería hacer a Pablo Iglesias

Las 10 preguntas que Rajoy debería hacer a Pablo Iglesias

Muchos hablarán hoy de quien ganará el debate, pero realmente eso es como apostar a un caballo en el hipódromo, que como no lo tengas amañado nadie sabe seguro qué caballo ganará. Puede que se caiga el caballo, que le golpeen, que el jockey se maree o que un bache en el terreno le haga tropezar y tirar al que pensábamos que ganaría. Esta noche habrá un debate a 4 porque España lo pide, será algo más mediático que ideológico o programático, porque en un debate a 4 se sacan más titulares que medidas de fondo. Los debates realmente importantes son a 2, cara a cara y con tiempo suficiente para demostrar quién trae “chicha” y quién trae “humo”. El debate de hoy es ideal para el vendedor de crecepelo morado, porque soltará cuatro frases que quedarán muy bien, pero Rajoy deberá demostrar que ser Presidente del Gobierno es otra cosa. Rajoy lo hará, estoy seguro, al margen de errores o trucos de sala de fiesta que puedan sacar Rivera o Iglesias, lo que esta noche veremos es la diferencia entre darle las llaves de tu casa al vecino serio, responsable y educado con el que llevas años cruzándote. O darle las llaves de tu casa al vecino nuevo, que es muy popular porque hace fiestas y grita mucho en las reuniones de vecinos. Esta noche se enfrentan dos modelos de progreso, el real, el de los datos y el trabajo con números y calculadora…o el de los platós de televisión, las manifestaciones en la calle y el odio a lo que de verdad genera empleo, bienestar e inversión. Pero...
Respeto en las calles de Madrid

Respeto en las calles de Madrid

Dijo Karl Marx que el obrero tiene más necesidad de respeto que de pan, y lo dijo en una época en la que quizá había se necesitaba mucho, mucho pan. Lo dijo Karl Marx, que es a quien todos estos mamarrachos dicen leer, pero muy pocos lo hacen. Es más, la mayoría que lo hace, no lo comprende. Me encanta esa frase de Ronald Reagan sobre los comunistas y Marx: Un comunista es alguien que ha leído a Marx, un anticomunista es alguien que ha entendido a Marx. Pues ayer Marx habría estado encantado con las procesiones de Madrid, porque destilaron respeto por los cuatro costados. Salían en volandas Jesús el Pobre y la Virgen, la Primitiva e Ilustre Hermandad de Jesús Nazareno “El Pobre” y María Santísima del Dulce Nombre, para ser más exactos. Madrid se llenaba como los bares en un Madrid-Barça y el respeto se hacía presente desde el minuto uno. A su paso por la Calle Mayor, poco antes de su entrada triunfal en la Plaza Mayor, decía un madrileño tras de mí “la Carmena no acaba con esto ni de coña” a lo que su acompañante respondía “shh, que no es momento de política”. Incluso en lo que todos los presentes estaban de acuerdo, lo intuyo por sus gestos de aprobación y sonrisas veladas, se guardaba respeto a lo que está por encima de nuestros caprichos, la religión y sus símbolos. Estuve acompañado de familia y amigos, unos iban y otros venían, pero quien no se separó de mí ni un solo minuto fue “el respeto”, desde la Plaza de la Villa, donde me incorporé a...