¿Pero quién es de centro-reformista?

¿Pero quién es de centro-reformista?

Vayamos a la Puerta del Sol y preguntemos a todo el que pasa «buenos días, ¿es usted una persona de centro-reformista?» y veremos lo que responde la inmensa mayoría, más del 90%. Lo más normal es que respondan «¿de qué me ha dicho?» y tengamos que repetir…centro-reformista. Pues muchos dirían que no saben lo que es, otros dirían la verdad «soy de izquierdas», «soy de derechas» o bien la conjunción de centro con izquierda o derecha. ¡Pero quién va a decir que es de centro-reformista de toda la vida!.

Por favor, invito al CIS a que pregunte en sus encuestas si «¿usted se define de centro-reformista?» porque así salimos de dudas y aclaramos ya de una vez por todas quién es de centro-reformista en España. Los líderes no cuentan en esto, hablamos de las bases de los partidos. Evidentemente el que redacta la ponencia política o el diputado de turno dirán que si, que el centro-reformismo es una casa común de todos los españoles porque blablabla. Pero vayan a las calles, vayan y pregunten a puerta fría.

El Partido Popular ha introducido una mejora en su ponencia de estatutos, hablando de centro-derecha, de liberales, de conservadores y de democristianos, y yo eso lo aplaudo. Pero seguimos teniendo miedito a decir que somos de derechas, porque en el fondo pensamos que es malo, que estamos haciendo algo malo siendo de derechas. Hay pecados que expiar, parece. Y no es así leche, no pasa nada. Cada uno es de lo que le place y a lo largo de su vida puede cambiar, como cambia el clima o la naturaleza.

Aplaudo la inclusión de esos términos, pero se me queda corto porque seguimos destacando el centro-reformista, que ya no existe ni es necesario. No se necesita un centro-reformista en España, se necesita un partido aglutinador de la derecha en España, que incluya a la gente de centro-derecha, liberales, conservadores, democristianos y si, de derechas de toda la vida, esos también, porque han sido los que han llevado al PP a sus mayorías absolutas, sin duda. ¿O acaso pensamos que con los centro-reformistas se hacen mayorías absolutas? por favor…

Y ojo, no confundamos los programas que se presentan a las campañas electorales, con los estatutos de un partido, porque se puede diferenciar ligeramente sin llegar a traicionar los principios. Se puede hacer un programa más laxo y abierto por circunstancias, incluyendo hasta al centro-izquierda si las necesidades de Estado lo aconsejan. Pero dejando claro que el partido es lo que es. ¡No tengamos miedo a un partido que en un momento dado discrepa del Gobierno! que no pasa nada, la critica es sana. El cierre de filas está bien en el Ejecutivo, pero no necesariamente entre el partido y un Ministro, en un momento dado. Si un Ministro dijera, por ejemplo, que subir los impuestos es bueno, ahí debería salir el partido para decirle que no, que eso no es bueno, que respetan al Ministro pero que no pueden compartir esa afirmación.

Dejemos el miedo y la autocensura, que no pasa nada por decir en voz alta lo que se piensa. Muchas veces es peor el miedo que la realidad. Yo llevo 19 años opinando y aquí sigo. En mi esfera de libertad dentro del Partido Popular, donde puedo opinar y donde aporto ideas para mejorar la sociedad en la que vivimos.

El Partido Popular me permite decir lo que pienso del propio partido, mucha mas libertad que en otros que se llaman «la nueva política» o la «democracia real».

1 Comment

  1. Centro Reformista es un concepto ya utilizado en los años 20 del siglo pasado por el Partido Socialista Francés cuando se aproximó a las ideas del Partido Comunista. Los auto-títulos grandilocuentes son brindis al sol.

¿Y tu que opinas? deja aquí tu comentario...