¿Y si la bandera del orgullo gay no me representa?

¿Y si la bandera del orgullo gay no me representa?

¿Podría decirse que el colectivo LGTBI ha dado la vuelta a la tortilla y estamos en una época en la que todo el mundo debe apoyar sus reivindicaciones o de lo contrario se expone a un ataque total entre políticos, policías, fiscales y medios de comunicación?.

Es una pregunta que me hago a menudo cuando veo que todo el mundo (menos Boadilla, entre otros, donde su Alcalde con buen criterio ha dicho que la bandera de la igualdad es la de España y por eso no la cambia por la del arco iris), todo el mundo, decía, está a lo que haya que decir. Si hablas con ciertos políticos en el bar te dicen que es una locura todo esto, que una cosa es defender la igualdad de todos los ciudadanos ante la Ley y otra es fomentar la ideología de género que mete en la cabeza ciertos aspectos sexuales a los niños que quizá deberían entrarles cuando fueran adolescentes. Pero esos políticos luego corren a poner tuits y a decir que lo que más representa la igualdad es la bandera arco iris.

Yo no lo digo, lo siento mucho, además así les ahorro seguir leyendo a los que hablan de libertad pero luego enseguida piden que te cierren la boca si dices algo que no les gusta. Yo no creo que la bandera del orgullo gay sea la de la libertad y la igualdad, porque creo que esa bandera, en España (hablo de mi País) es la de todos los españoles, la bandera de España. Si un gay puede darse un beso en la calle y sentirse protegido de que cualquier energúmeno que le agreda será detenido y juzgado por delito de odio, es porque el ordenamiento español le protege y la bandera representa ese orden constitucional. La otra bandera está bien porque representa a ese colectivo, igual que la bandera de Aragón representa a los aragoneses. 

¿Eso es estar en contra del orgullo, del colectivo LGTBI o de su bandera? no , en absoluto. En mi caso he ido muchos años a la fiesta del orgullo gay, cuando quizá si que era necesario eso que ahora llaman “visibilización” (esa palabra tan de moda y tan incorrecta según la RAE). Pero a día de hoy no me apetece participar de esa fiesta, no le veo la utilidad pero si que veo la banalización del asunto, un tema que ha sido delicado (la integración de los homosexuales en la sociedad) llevado al esperpento. Tipos en bolas, insultos a la iglesia y alcohol…mucho alcohol en lo que es una fiesta que bien se podría llamar mega botellón, sin más.

Los vecinos del Centro de Madrid jodidos, como siempre, porque ahora Carmena dice que el ruido es bueno, que beber en la calle es bueno y que si quieres dormir te aguantas. Porque es el orgullo y entienden que ese colectivo les apoya ideológicamente, pero si fuera la jornada mundial de la juventud…¡amigo! ahí habría restricciones, multas y control de la policía para que no hubiera ruido nocturno.

El World Pride 2017 es un eventazo que pone a Madrid en el centro de Europa, porque la gente se piensa que en el centro del mundo, pero no es tanto, mirad los titulares y veréis que más allá de Europa, poco suena Madrid más allá de primer día, incluso las noticias en el NY Times no son de elaboración propia sino difusión de la nota de prensa de Associated Press. Pero ojo ES UN EVENTO IMPORTANTÍSIMO para Madrid y por ello me parece bien que la ciudad se vuelque y lo apoye. Igual que en otras ocasiones, mucho menos apoyadas por el Ayuntamiento, como la consecución del título de Champions del Real Madrid, que situó durante dos días a Madrid como el centro del mundo deportivo.

Los turistas que año tras año visitan Madrid no van al museo de LGTBI (si existiera) ni acuden a Chueca en masa como punto de referencia, no. Los turistas tienen dos puntos básicos en sus visitas a Madrid, el Museo del Prado y el Bernabeu. No es mi opinión, son datos de cualquier estudio que se busque por internet, alguno meterá al Reina Sofía por delante del Bernabéu o incluso el Palacio Real, pero en esa terna anda la cosa.

Según ese dato, Madrid debería apoyar a su equipo más laureado de una forma mucho más efectiva, pero no ocurre (carmena regala a la plantilla del Madrid una medalla de chocolate). Sin embargo vemos como en esa ocasión todos se han volcado con el orgullo porque es bueno para la ciudad. Lo que hay detrás de eso son muchos intereses políticos y económicos, muchas subvenciones que aumentan año tras año, muchos observatorios, muchos empleos a fin de cuentas.

En Madrid te pueden agredir igual por ser gay que por llevar una camiseta del Madrid o del Atleti, te pueden insultar igual por ser gay que por ser del PP. Y desde luego que hay que combatir todas las agresiones y todas las vejaciones, pero no debemos dejarnos arrastrar por la locura de envolvernos de arco iris para decir que eso es la libertad. ¡La libertad es España, que es donde se desarrolla el World Pride 2017! de la misma forma que no se podría hacer en Irán o en Qatar. Ocultar la bandera de España para sacar la del arco iris en las instituciones me parece peligroso, es el camino a no darse cuenta de lo verdaderamente importante, que no es la bandera sino la Ley y la sociedad.

A mi esta bandera no me representa, de la misma forma que no me representa la de Andalucía, la de Cataluña, la de Galicia o la de Aragón, pero lucharía para que a nadie que se sienta representado por ella, se la quiten. Me parece bien que cada uno escoja sus banderas y sus ideas, ¡faltaría más! pero por favor respetemos también a quien dice “eso no me representa” porque si le atacamos…¿entonces que libertad estamos vendiendo?.

¿Y tu que opinas? deja aquí tu comentario...