¿Es lógico tener políticos «mileuristas»?

Llevo años relacionado con la política pero sin depender de ella para subsistir, algo que puede parecer baladí pero no lo es, porque me ha permitido entrar y salir cuando lo he considerado oportuno, quedando agusto con mi conciencia y manteniendo mi compromiso de trabajo honesto. Pero son ya cientos los comentarios que leo y escucho sobre si los políticos deben cobrar 1.000€ o si deben ir en bicicleta a trabajar…incluso he escuchado que tendrían que ir en camiseta al Parlamento.

En España tenemos una fea costumbre, la del todo o nada, la del te quiero o te odio, la del Madrid o el Barça, la de llevo la bandera o la quemo, la costumbre de no aceptar tonos grises en las ecuaciones…

¿Es lógico que nuestros políticos cobren 1.000€? Pues evidentemente NO, en absoluto, y paso a justificar esta respuesta describiendo los 3 tipos de políticos que existen en España:

1.- Político con presupuesto: Lo podemos denominar un «gestor público», en esta categoría entrarían los Concejales de Área de Gobierno de los Ayuntamientos, los Consejeros de las Comunidades Autónomas y los Ministros del Gobierno Central. Nadie en su sano juicio pondría en su propia empresa a un Consejero Delegado que manejase 100 millones de euros (por ejemplo) con un sueldo de 1.000€. Primero porque no aceptaría nadie ese cargo, segundo porque siempre tendríamos el temor de que nos robe directa o indirectamente y tercero porque con ese salario no podría comprar ropa adecuada o dedicar el tiempo necesario al negocio (no podría tener ayuda en casa, etc).

Primera conclusión: Un político con presupuesto debe cobrar un salario adecuado a la responsabilidad que desempeña y al presupuesto que maneja.

2.- Político sin presupuesto: El caso mas común, concejales, diputados provinciales, autonómicos, nacionales, euro diputados… Estas personas son las encargadas de regular nuestras vidas: elaboración de normas, leyees, imposición de tasas, impuestos, etc. Sus votos deciden cosas tan importantes como trasvases de aguas, concesión de partidas presupuestarias para urgencias locales, modificación de leyes, inclusiones de servicios públicos en las demarcaciones…hasta los propios estatutos y la Constitución. Si bien su responsabilidad no es inmediata sobre un contrato, si que tienen una tarea laboriosa para proceder en defensa de los ciudadanos. Es cierto que la percepción que tenemos es que no se preocupan por los ciudadanos, pero yo creo que hay muchísimos casos que no salen en las noticias y que son verdaderos ejemplos. La lógica es que en esos puestos estén personas preparadas y comprometidas y por ende, para tener gente así, hay que valorarla económicamente. De lo contrario todos los grandes profesionales se irían a la empresa privada y solamente tendríamos mediocres en la política.

Segunda conclusión: Para tener a los mejores hay que pagar, como pasa en todos los ámbitos de la vida (empresas, deportes, instituciones, etc)

3.- Poítico de «libre designación»: Conocidos como «personal de confianza», son los que realmente mueven el Estado. Son el grupo más numeroso y es fácil entenderlo si conocemos que un Ministro puede llegar a tener hasta 8 personas de confianza, un Consejero otras 3 y un Alcalde como Gallardón tenía….ni se sabe. Bajo mi punto de vista en España se ha tendido a colocar a amigos y familiares en estos puestos y por eso se han engordado. Pero en un pais donde el funcionariado está tan protegido, los políticos se ven descubiertos cuando tienen que hacer reuniones a horas fuera de trabajo, viajes, quedarse más tiempo en su jornada, etc…todo eso no lo hacen los funcionarios. Esas tareas ingratas las realizan las personas de confianza. Directores Generales de empresas mixtas, Directores Generales de las Comunidades Autónomas, Asesores, Jefes de Prensa, Personal de Protocolo, etc. En estas personas la motivación política no es la base de la decisión principal por la que aceptan los trabajos, por lo tanto deben ser remunerados acorde al mercado. Como si fuera una empresa más.

Tercera conclusión: Si quieres a profesionales cualificados en sus áreas, tienes que remunerar igual que el mercado porque sino irán a otro sitio a hacer lo mismo.

La conclusión es que no podemos pretender salir de la crisis, tener a los mejores profesionales, juntar a las mentes más brillantes y luego querer pagarles poco. Un Presidente del Gobierno que nos sacase de la crisis no valdría un millón de euros?? Un Ministro que consiguiese atraer inversión por valor de mil millones de euros no valdría 3 millones?? Lo firmaría cualquiera, no nos engañemos. Lo que hay que hacer es asegurarse de que efectivamente están los mejores y cumplen bien su función, pero no podemos seguir con esa tontería de que los políticos cobren mil euros porque les tiene que mover la motivación…

 

3 Comments

  1. Estoy de acuerdo con el fondo de tu razonamiento, aunque con algunas precisiones:

    En primer lugar creo que es fundamental reducir el número de cargos políticos. Tenemos que racionalizar la Administración Pública y eliminar todos los puestos que no aportan nada o que suponen duplicidades ineficientes.Napoleón dijo una vez que las grandes asambleas se reducen a banderías, y las banderías a un hombre. En este sentido, me parece muy acertado reducir el número de diputados, tanto de las Cortes Generales como de los Parlamentos Autonómicos (total, al final votan lo que les manda el jefe).

    Pero lo más importante, en la empresa privada un salario alto implica necesariamente dos cosas: CAPACIDAD y RESPONSABILIDAD. A más capacidad y más responsabilidad, un salario más alto. Creo que es fundamental equiparar la responsabilidad que tiene un administrador de una empresa privada con la que tiene un gestor público. En cuanto a la capacidad, creo que cada puesto debería tener previamente aprobado unos requisitos mínimos de acceso. Eso implicaría que, por ejemplo, si un concejal de medio ambiente quiere nombrar un asesor, éste tendría que tener conocimientos de esa materia (esto parece de primero de primaria pero es que no es así). Por lo tanto, solo podría enchufar a su primo si tiene un perfil que se adapte al puesto. Con esta medida se reduciría treméndamente el enchufismo en los puestos de libre designación y, por lo menos, nos aseguraríamos de que el nombrado tiene los conocimientos necesarios para desarrollar la tarea por la que le pagamos todos. Basta ya de mediocridad, basta ya de Leires Pajines y Pepiños.

  2. Tienes razón casi al 100%, solamente se puede discrepar desde la «esperanza». Yo tengo esperanza de mejora, no creo que nos vayamos al agujero. La limpia de malos políticos, de malos gestores y de corruptos tiene que llegar, tarde o temprano, de forma directa o indirecta. Cuando llegue la cosa mejorará…

    Gracias!

  3. Mira lo que expones es de ser hipócritas. No puedes pretender justificar los sueldazos de los políticos con argumentos tan endebles como «obtener a los gestores más cualificados» o «porque así no roban el dinero que manejan» y a la vez no decir lo mismo de otros oficios a los cuales se les recorta el salario brutalmente. Me parece increíble que mientras a muchos mileuristas se les dice que lo que tienen ya es un privilegio, a los políticos se les justifica de esta manera. Joder, para cualquier oficio se dice que hay que tener vocación, pues un político con vocación trabajaría por mil euros y punto como el resto de seres mortales. Ah y me parece de risa eso de que hay que pagarles para que no roben. Tu has estado viviendo bajo una roca todo este tiempo al parecer. A día de hoy no pasan dos dias sin que salgo a la luz un caso de corrupción por parte de políticos que tienen sueldos bastantes generosos. BASTA YA joder, este post me parece de un cinismo increíble. Ala, ahora venid a decirme lo idiota que soy, que me voy a reir de ustedes un buen rato JAJAJA.

¿Y tu que opinas? deja aquí tu comentario...