El triunfo de la sencilléz

Parece que las regalan oiga! España ya tiene su 5ª Copa Davis y parece que ha sido cosa de un Domingo…

Puede que haya sido fruto de una política acertada de la RFET (http://www.elsoldemadrid.com/?p=429) o puede que haya sido casualidad de poder disfrutar de una gran generación de tenistas: Nadal, Ferrer, Feliciano, Verdasco, Ferrero, Moyá, etc. El caso es que España tiene una «armada invencible» en tenis e impone respeto en todo el mundo. Ganar, dar espectáculo y causar impresión podría ser la receta del éxito y bastaría para cerrar cualquier debate, pero lo importante no es eso, lo que realmente debemos admirar es la educación, el respeto y la humildad que demuestran nuestros jugadores.

La palabra es SENCILLÉZ, sencilléz en las ruedas de prensa, en el desarrollo del juego y en la celebración de la victoria. Respeto absoluto por el rival incluso cuando la tensión y el juego sucio provocaron derrotas, educación en las formas y humildad a la hora de recibir halagos, premios, reconocimientos, piropos y dinero….mucho dinero. Si hay que tenemos que aprender los españoles es a imitar a nuestros deportístas, no tenemos que irnos a los ingenieros alemanes, ni a los directores de marketing americanos, ni a los gestores de fondos británicos, tenemos clarísimos ejemplos de éxito dentro de nuestras fronteras (Alonso, Gasol, Raúl, Contador, etc) a los que recurrir para infundirnos de ánimo y pensar que de la Crisis se puede salir con esfuerzo, respeto y humildad.

Nadie le ha regalado nada a Nadal, desde pequeño sabe lo que es sufrir en los entrenamientos y en la pista, y desde pequeño recoge los frutos de ese esfuerzo. ¿Secreto? trabajo, paciencia, constancia y un buen mentor. Cosas que en España hemos olvidado momentáneamente pero que tendremos que recuperar si queremos volver a ser un motor de Europa.

No es fácil ser Nadal, no es fácil ganar 5 Copas Davis, no es fácil salir de la Crisis pero…ya tenemos otro motivo más para dejar de lamernos las heridas y ponernos a remar, todos juntos, por España, por nosotros.

Un saludo amigos,

¿Y tu que opinas? deja aquí tu comentario...