El Nuevo Partido Popular

El Nuevo Partido Popular

El nuevo Partido Popular no debe ser una refundación del anterior, ni un partido surgido de la escisión de miembros destacados. El nuevo Partido Popular tiene que ser el partido que permita que sus Comités Ejecutivos (regionales y nacional) tengan, al menos, un 20% de personas que procedan de la sociedad civil.

No hay que volverse loco, no hace falta organizar grandes Convenciones y aportar grandes documentos, no es necesario que todo sean caras jóvenes y tampoco es urgente apoyar medidas que gusten a la izquierda. Un poco de tranquilidad por favor, sosiego y calma.

El Partido Popular representa al centro-derecha en España, por mucho que sus estatutos hablen del «centro reformista» y algunos dirigentes hablen de que aquí cabemos todos. No es así y no pasa nada por decirlo, la realidad es que un proetarra no tiene cabida en el PP, alguien que quiera la separación de Cataluña o la desaparición de la Guardia Civil tampoco tiene cabida. En el PP caben todos los que sean de centro-derecha y todos los que sean de izquierda pero consideren que la gestión del PP es tan buena, que merece la pena apoyarles para que lleven a España a buen puerto.

Dicho eso, lo único que el PP tendría que cambiar es el control del propio partido y con ello, el control de lo que se dice, lo que se opina y finalmente, lo que se promueve para que se convierta en Ley.

¿El PP debe abrir los Congresos a la militancia? Si. Pero no es lo fundamental, no es la urgencia. La urgencia es que la sociedad civil esté representada en los Comités del Partido. ¿Esto es algo raro? pues no, es algo que se da en todos los Comités Ejecutivos «locales» de cualquier sede de España. ¿Y funciona? por supuesto que funciona, por eso las sedes del PP siguen existiendo.

Una abogada de prestigio, un autónomo del comercio local, un médico, un policía jubilado, una periodista, un estudiante, un ingeniero, un deportista de élite, profesionales del marketing (fundamental señores, fundamental, que esto va de vender, que ya no es una cosa de élites, sino de masas). Un Comité Ejecutivo en el que el 80% de los miembros sean presidentes de sede, secretarios generales, concejales, etc, vale perfecto, para eso están y es necesario conocer su opinión y dejar manifiesta su cuota de representación en base a sus afiliados, ok. Pero también un 20% de «independientes» que expresen libremente sus ideas, sin miedo a perder el cargo, sin miedo a no ir en una lista e incluso sin miedo al ostracismo.

No me refiero únicamente a consultar a los profesionales, no. Eso se que se hace y se seguirá haciendo. Voy más allá, voy a que en un Comité Ejecutivo donde habla un presidente (regional o nacional) alguien pueda levantar la mano y decir lo que observa en su entorno, en la sociedad civil. Lo que ve un profesional en su vida diaria, lo que ve un joven en la tv o lo que entiende un jubilado que observa la realidad con más sosiego que los demás.

Ése será el nuevo Partido Popular, ése será el PP que arrase en unas elecciones y ése será el partido que sabrá con mucha certeza lo que ocurre de verdad. Ése partido no será un cónclave de presidentes sino una reunión de la sociedad.

Si lleva años ocurriendo en TODAS las sedes locales del PP ¿por qué no se empieza a hacer en las sedes regionales y nacional?.

¿Acaso no sería interesante tener en el Comité Ejecutivo del PP a un empresario de éxito que exporta sus productos al mundo, o un autónomo que lleva años luchando por su negocio, o un funcionario que observa la administración desde la postura burocrática y no partidista?.

Hay que abrir el PP, hay que dejar entrar a la sociedad civil y hay que decirle a la gente que se puede participar en política sin necesidad de ser político. No podemos seguir diciendo que queremos que la gente emprenda y luego cerrarles las puertas de los Comités. No vale con ser apoderado o interventor, es necesario darle voz y VOTO a las personas que aman la política, que quieren ayudar a la sociedad pero que quieren seguir manteniendo su trabajo.

¿Habría algo más ejemplar que un profesional que gana su nómina fuera de la política, dedicando su tiempo a la política? ¿se le debe negar la posibilidad de tener hueco en los órganos de decisión?.

Llevamos años y años diciendo, sin decirlo, que para poder tomar decisiones en el partido hay que ser cargo publico. Y la sociedad nos está demandando opinar y gestionar el rumbo de sus partidos.

No sobra Rajoy, no sobran los jóvenes, no sobran las corrientes críticas, no sobra Aznar…pero hacen falta los ciudadanos afiliados, con ganas de opinar y de ser escuchados, con ganas de participar en las decisiones.

Es el momento de la sociedad civil en el Partido Popular.

2 Comments

  1. Estoy absolutamente de acuerdo contigo Rubén, los partidos con independencia de ideología y organización interna, deben dar cabida a la sociedad civil o en caso contrarío incrementan la dificultad para formar parte de ella.

  2. Gracias Doc 😉

¿Y tu que opinas? deja aquí tu comentario...