Por un 2017 lleno de coherencia: Navidad, populismo y libertad.

Por un 2017 lleno de coherencia: Navidad, populismo y libertad.

Coherencia es lo que le pido a la sociedad para el 2017, porque nadie va a cambiar de ser malo a bueno, de ser de izquierdas a derechas, de ver más a sus padres a verlos menos, de ser detallista a no serlo. Es complicado pedir que alguien o algo cambie, pero puestos a hacerlo, intentemos que nos engañen menos.

¿Cuáles están siendo los grandes engaños de 2016?

La Navidad

Cada vez se usa más lo de “Feliz Navidad” y menos aquello de “Felices Fiestas”, cuando yo recuerdo que era algo habitual siempre por estas fechas felicitar las fiestas y no entrar en debates religiosos. Pero ahora la izquierda se ha apoderado (también) de la Navidad, ya nos la cuelan en las guarderías y los colegios, poniendo Navidad por todos sitios pero luego no situando ni un belén ni un pastor ni un niño Jesús.

El Ayuntamiento ha salido en tromba a decir que la Navidad ya es otra cosa, como si los más de 2.000 años que llevamos celebrándola en la Tierra hubieran sido un pequeño error y ahora llegasen ellos a liberarnos y a iluminarnos. La Navidad es Papá Noel venía a decir la portavoz Rita Maestre.

Pues no, la Navidad es religiosa porque nace con ese fin, no tiene sentido la Navidad si no hablamos de Jesús nacido, de los Reyes de Oriente o de la mula y el buey. Y hablar de Navidad prohibiendo la iconografía religiosa es una incoherencia.

El Populismo

Si Trump es populista, Pablo Iglesias no lo es menos. La diferencia entre ambos es que uno ha ganado, costeándose su propia campaña, y otro no ha ganado pero nos ha costado dinero a todos. Los que atacan al pueblo norteamericano por votar a Trump, suelen ser los que se alegran de que Pablo Iglesias saque muchos votos, y curiosamente siempre es por la misma causa.

El populismo se ha llevado por delante el futuro de la Unión Europea, las fronteras del Este en Europa, la inviolavilidad de la Constitución, la integridad del territorio y el respeto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El populismo fuera de España está resolviendo problemas reales, pero en España está agrandando los que ya había.

La libertad individual

La ideología de género ha entrado como un elefante en una cacharrería, sin medida y arrasando. Algo que podría concitar el apoyo de todos, se ha convertido en una imposición que no admite grises ni matices, solo puedes estar en la acera del “pro” o en la del “contra”. Si pretendes decir que tienes una visión propia, estás condenado al ataque feroz de los medios y los políticos mediocres que no entienden el librepensamiento.

Respeto a la libertad individual es respeto al que se siente gay, o es gay o quiere ser gay (me vale cualquier situación). Respeto y libertad para que cada cual bese a quien quiere, con consentimiento obviamente, o se acueste con quien pueda y quiera. Pero eso no tiene nada que ver con la formación en valores de los menores de edad, esa cuestión ha sido tratada con una terrible frialdad y veremos las consecuencias de todo ello en no muchos años.

La coherencia dice que si se pide libertad…se de libertad, por eso sería coherente que cada cual forme a sus hijos como considere en unos temas que nada tienen que ver con la cultura y la ciencia y sí con la ideología. Seamos coherentes y pidamos libertad, ofreciéndola también al que no piensa como nosotros.

 

Brindaré por un 2017 más solidario en lo humano y más coherente en lo político.

¡Feliz 201!

¿Y tu que opinas? deja aquí tu comentario...